La investigación contra Mario Delgado

AUTOR: Claudio Ochoa Huerta

Este lunes presentamos en Latinus una entrevista que me concedió Porfirio Muñoz Ledo. Lanzó una serie de dardos precisos y críticos sobre el presidente López Obrador, pero uno destacó: “No existe un partido político en América Latina cuya dirigencia sea más obviamente corrupta que Morena… y claro que el presidente lo sabe”. Le pregunté si tenía pruebas de los dichos contra el señalado Mario Delgado y respondió que cuando termináramos me las mostraría. Lo hizo y me autorizó a hablar públicamente al respecto.  


 
Porfirio sacó una investigación contra del líder nacional de Morena. El documento, empolvado, recoge los presuntos métodos de financiamiento de Mario Delgado desde que llegó a la dirigencia del partido.  
 
Al revisar, de inmediato saltaron a la vista más nombres de morenistas. En todas las hojas aparecía como principal operador Ricardo Peralta, subsecretario de Gobernación en la época de Olga Sánchez Cordero al frente de esa oficina; luego Rocío Nahle, secretaria de Energía, y también Cuitláhuac García, gobernador de Veracruz.  
 
Según el documento, el esquema de financiamiento ilegal tuvo una matriz donde se entregaba y recolectaba el dinero: Paseo de las Palmas número 905, en la colonia Lomas de Chapultepec. La propiedad de más de mil 200 metros, supuestamente rentada por Peralta, ha estado en medio de la polémica porque los vecinos rechazan un proyecto inmobiliario que busca construir un centro comercial, en una zona habitacional.  
 
De acuerdo con la investigación, Mario Delgado tendría, al menos, dos orígenes de financiamiento, orquestados por Peralta: 
 
1.- Las aduanas. El documento denuncia que cuando Ricardo Peralta fue subsecretario de Segob vendió la operación de distintas aduanas del país, desde uno hasta cinco millones de dólares. Eso dejó la ventana abierta para el ingreso ilegal de mercancías, sin pago de aranceles al gobierno, pero sí a alguien más. El operador identificado en la investigación es Filiberto Trinidad, conocido de Ricardo Peralta desde la universidad. Establecí contacto con él. Rechazó las acusaciones, aunque dijo que sí tiene una relación con el exsubsecretario.  
 
2.- El huachicoleo. El documento denuncia que, a través de las aduanas de Tuxpan, Progreso, Nuevo Laredo, Matamoros, Tijuana y Mexicali, Peralta traficó hidrocarburos líquidos “en negro”, es decir, sin pagar arancel. Según el esquema, el operador de esta maniobra está identificado como Alfredo Treviño, quien sería primo hermano de Ernesto Pérez Astorga, exsecretario de Economía en el gobierno de Cuitláhuac García y senador suplente que tomó el lugar de Ricardo Ahued, cuando este sustituyó a Peralta en las aduanas. Así se mantuvo el control. Alfredo Treviño también está ligado a Rocío Nahle en la investigación, aunque sin mayor detalle.  
 
Al salir de la casa de Porfirio quise averiguar más. Un par de notas recogieron parte de la información meses atrás. Me repetí la pregunta que le hice a Porfirio en su casa: ¿Por qué nadie ha tocado a Mario Delgado? Me repetí su respuesta: claro que el presidente lo sabe.  

FUENTE: https://www.eluniversal.com.mx/opinion/claudio-ochoa-huerta/la-investigacion-contra-mario-delgado

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com